Comida de Brasil

El arroz con frijoles es la base de la comida brasileña. Existen algunas variaciones, pero el arroz blanco y los frijoles casi siempre están presentes en el plato acompañados con carne y ensaladas.

Frijoles negros con arroz y farofa

El arroz con frijoles es la comida del día a día del brasileño.

El arroz blanco

Primero se lava el arroz y se deja escurrir hasta que se seque. Después, se fríe en un poco de aceite y cuando esté frito se echa ajo y sal. Algunas personas agregan también cebolla. Luego, se echa el agua.

El secreto de un arroz más suelto o empapado depende de la manera que se le pone el agua. Muchas cocineras, como mi madre, prefieren poner agua fría. La medida de mi madre es: 2 vasos de arroz para 2 de agua.

En cuanto el agua se seque, apaga el fuego y deja el arroz descansar unos 30 minutos. Luego, vuelve a echar 2 vasos más de agua fría al arroz, para que este acabe de cocerse. Este proceso hace que el arroz esté cocido y suelto a la vez.

El arroz puede cocerse en fuego bajo o alto, o alternado, según la prisa. ¡Pero no se debe tapar! Sin embargo, otras cocineras prefieren poner toda el agua de una sola vez e hirviendo. Mientras que otras prefieren ponen dos aguas: una caliente y otra fría, y aún hay la variante de con tapa o sin tapa.

El arroz también puede presentarse con otros ingredientes como es el caso del arroz de carreteiro, que lleva longanizas y/o carne seca, y el arroz à grega con guisantes, maíz, zanahorias entre otros. También puede presentarse en la forma de bolinhos.

Los frijoles

Para el día-a-día, las amas de casa suelen preparar el feijão batido. Primero se cuecen los frijoles marrones en una olla exprés.

La proporción es ½ kilo de frijoles para 1 litro y ½ de agua. Luego, se hace un licuado de frijoles con el agua de la cocción, que en seguida se rehogan con aceite, ajo y sal, entre otras especies al gusto del cocinero, durante unos 10 minutos.

En Minas Gerais, se varía esta receta haciendo el tutu de feijão: al revés de hacer el licuado, se trituran un poco los frijoles. Luego se agrega harina de yuca hasta que se quede bien consistente, además de panceta, longaniza y unos huevos duros para decorarlo.

Otra variante mineira, son los frijoles cocidos sin licuarse, el feijão tropeiro. Al cuál se le añade una mescla de ½ kilo de lomo de cerdo, 125 gramos de panceta, 250 gramos de harina de maíz tostada, sal, ajo y cebolla al gusto hasta que quede homogéneo.

También están los frijoles negros, típicamente usados para hacer la feijoada, un plato similar a la fabada asturiana.

La receta completa lleva ½ kilo de frijoles en remojo durante una noche, que luego son cocinados 20 minutos en una olla exprés junto a los demás ingredientes añadidos según el tiempo de cocción de cada uno: 250 gramos de carne de cerdo, 250 gramos de carne seca, 250 gramos costilla de cerdo, 1 pié de cerdo, 1 oreja de cerdo, 150 gramos de panceta, 2 cucharadas de aceite, 1 longaniza fileteada, 2 cebollas ralladas, 5 dientes de ajo amasados, 250 gramos de lengua de cerdo, 1 rabo de cerdo, 1 chorizo en rodajas y especias al gusto. Se acompaña con rodajas de naranjas para ayudar la digestión.

Anúncios

Envia uma mensagem

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s